lunes, 21 de agosto de 2017

LA SEDE DEL INSTITUTO ANTARTICO SE REMATARÁ FINALMENTE EN SEPTIEMBRE

Buenos Aires, 21 de agosto 2017

"¡Parece mentira!, 
¡Casi un año de lucha!

Los empleados del Estado Argentino defendiendose del Estado...

¡El Edificio Histórico del Instituto Antártico Argentino y el Estado tratando de rematarlo a toda costa!

¿Qué les pasa Señores, que no ven el valor Histórico tangible pero también intangible de la Sede de Cerrito 1248?

¡¡¡Me imagino la respuesta una y otra vez...!!!

¡Sólo el dinero puede ser motivación para tal brutalidad!"

"¡Señores... aviven el seso y despierten... 
como se nos pasa la vida...
como se viene la muerte...
tan callado!"

Y sigue.. como a  nuestro parecer
cualquier tiempo pasado fue mejor...
¡ncreíble!
¡Jorge Manrique tenía razón!

"¡En los tiempos pasados se valoraba el esfuerzo de los Patriotas
que desde hace mas de un siglo ocupan ininterrumpidamente 
nuestra Antártida Argentina, que por ahora es sólo una pretención
de territorio... pero por lo visto...
a muchos no les interesa la soberanía sobre el Atlántico Sur
y una vez más Argentina será eso... 
sólo una pretensión sin poder concretar algo tan sencillo
como preservar el Edificio que albergó y alberga aún todos nuestros
sentimientos de grandeza de una Nación Pujante...Plena...Soberana"

"!Creo fervientemente que este decreto de venta y realización fue sólo 
un error solucionable! hasta el 27 de septiembre de 2017 que saldrá a remate!"

"¡¡¡Espero, tengo la más solida esperanza que alguien de arriba...
pero muy arriba nos va a escuchar y detener esta locura 
de depredación del Patrimonio!!!"

"¡Si no es así, el Todopoderoso los juzgará y la historia también!"
Y lamentarán haber sido el hazmereir del resto del Mundo
siendo los únicos seres que pretenden algo que no son
por no hacer lo que tienen que hacer ... a tiempo!"

¡"La Familia Antártica sigue con la botas de Patrullas puestas!"



Con este relato que llegó de parte de un miembro de la Familia Antártica Argentina, tenemos la ingrata noticia de informar que finalmente y a pesar de las apelaciones realizadas por los científicos del Instituto Antártico, la sede de Cerrito 1248 será rematada en el mes de septiembre próximo. 

El día 4 de agosto pasado fue rechazado el amparo que los científicos del Instituto Antártico en el fuero Federal, lo que implica además el pago de costas a los abogados, los cuales salen de sus propios bolsillos. Este rechazo de la apelación presentada les impide llegar a la Corte Suprema de Justicia. Y el remate se torna inminente, será el 21 de septiembre.

"Alguien definió a la Antártida, como un enorme patio de juegos donde científicos, juristas y diplomáticos encuentran espacios propicios, para desarrollar estudios o especulaciones sobre esta región única e irrepetible. Este ejercicio es de constante vigencia, aún cuando se supone que es poco lo que resta por decir sobre la problemática antártica". 

Y en ese enorme patio de juegos, los científicos han aprendido a pelear por nuestro patrimonio histórico, en defensa de tantos años de ciencia en el continente blanco; han tenido que aprender ahora a moverse en los pasillos del Congreso de la Nación, entrevistandose y pidiendo a los políticos que habitan ahí que los proyectos de ley sean tratados en el recinto para que cobren fuerza e impidan que el Edificio sea rematado. Pero la política es lenta y los intereses suelen tapar o impedir la lucha de otros, lo económico pesa más. 

El pasado jueves 17 de agosto, el diario Crónica publicó un artículo haciendo pública la lucha, único medio gráfico que los escuchó, dado que golpearon muchas puertas de la prensa, la que parece recibir órdenes de no escuchar, de no atender, de no publicar sobre este negociado. 



Pero mientras tanto el abogado de los científicos está trabajando en el Congreso de la Nación, intentando que algunos de los proyectos de ley sea sancionado o para que el Ministerio de Cultura reconsidere la venta. 

Pero el escepticismo de algunos es la gran barrera con la que se topan. Lo mismo sucede con los Antárticos, esos que han pasado por el continente blanco una o varias veces, trabajando para el Instituto Antártico, el Servicio de Meteorología, etc. 

Argentina es un país con una rica trayectoria en la Antártida y el edificio de Cerrito 1248 posee todo el material que se ha recolectado a lo largo de estos 113 años de la presencia intinterrumpida de nuestro país en la Antártida. Un archivo histórico único. 

Se necesita reunir fuerzas en esta lucha, hace falta que los Antárticos, unidos, luchen por este Patrimonio Histórico que guarda preceas únicas, hallazgos, fósiles, la biblioteca más completa sobre la Antártida. Pero sin embargo, los científicos se encuentran con mucho escepticismo y el ego está por encima del título honorífico de "Expedicionario al Desierto Blanco", la fotito para el facebook, es lo importante para estos "antárticos", el mostrar a los otros que estuvieron en un lugar donde sólo el 1% de la población mundial puede ir, parece no importales que el Edificio Histórico que es Sede del Instituto Antártico se remate.

Foto: Cerrito 1248. Biblioteca del Instituto Antártico Argentino. 

Foto: Cerrito 1248. Archivo Histórico del Instituto Antártico Argentino. 


Breve Reseña Histórica:

En el año 1951 el Gobierno argentino decidió establecer una entidad central responsable del trabajo científico hecho en la Antártida y para que fuera deposito de la información reunida sobre expediciones anteriores así como para las futuras actividades. Así, las autoridades nacionales respondieron a las repetidas gestiones y proyectos presentados por el Coronel Pujato y por decreto N° 7338/51 del 17 de abril de 1951 se crea el Instituto Antártico Argentino "Coronel Pujato", como organismo dependiente del Ministerio de Asuntos Técnicos , afirmándose que era un propósito del Gobierno "el continuar asegurando en forma irrenunciable para la Nación Argentina los derechos históricos, geográficos y territoriales que le asisten sobre el sector de la zona antártica que le pertenece".

En octubre de 1955 fue nombrado director el Capitán de Navío Rodolfo N.M. Panzarini, y la organización tomó el nombre de Instituto Antártico Argentino, pasando a depender por breve tiempo del Estado Mayor de Coordinación en virtud del decreto 313 del 13 de enero de 1956, al ser disuelta la Secretaría de Defensa Nacional. El 26 de enero de 1956 fue transferido al Ministerio de Marina. 

El Instituo se estableció en una vieja residencia de la calle Cerrito 1248, Buenos Aires, en la que se fueron montando laboratorios de química, geología, un taller de taxidermia y museo, un laboratorio de fotografía, un gabinete de dibujo cartográfico, una biblioteca y sala de conferencias, depósito de instrumentos y equipos y las oficinas administrativas. 



Una vez en funcionamiento, el Instituto Antártico Argentino como institución dependiente del Ministerio de Marina, fue establecido su reglamento orgánico, el cual dice en su primera parte que aquél funcionará como un organismo descentralizado dentro de la jurisdicción del citado Ministerio, siendo su carácter científico y técnico y su misión el estudio de la naturaleza del Antártico. 

Desde su iniciación el Instituto Antártico Argentino ha ido creciendo hasta ocupar una posición destacada en los asuntos antárticos y se ha convertido en una entidad influyente en todos los problemas antárticos argentinos. El Instituto Antártico se ha desarrollado rápidamente constituyendo su propio plantel de personal científico y técnico, adquiriendo instrumentos, dándose una organización, instalando laboratorios, encarando temas de investigación en el campo de la ciencias exactas, físicas y naturales y en el de la técnica polar, formando una biblioteca, planeando trabajos de campaña, haciendo publicaciones, instruyendo personal, celebrando reuniones científicas, etc. 




Ahora, ¡los científicos están solos! a los científicos los dejan solos, el mismo Estado, otros antárticos, la prensa.

Pero a pesar de todo, ¡La lucha continúa!
Los trabajadores antárticos de la Cancillería Argentina, Dirección Nacional del Antártico e Instituto Antártico Argentino continúan trabajando para evitar el remate del Histórico Edificio de Cerrito 1248. 

Parece que la decisión política está tomada pero a pesar de ellos y de pie, ellos continuarán con su lucha hasta el final

"Nadie ama lo que no conoce"
"Cuando llegaste ni me conocías, cuando te vayas me llevarás contigo"

¡¡¡No a la venta de Cerrito 1248!!!!


Nota:

Agradecemos replicar esta nota en las redes sociales, para que se sepa y la población tome conocimiento de lo que sucede, cualquier consulta sobre el tema se agradece el contacto a través de la dirección de contacto de este blog, la cual será enviada a los científiicos del Instituto Antártico Argentino. 


Lic. Dora E. Gerez
Proyecto Antártica
Docentes
Escobar - Prov. Bs As
Argentina. 







domingo, 6 de agosto de 2017

ENTREVISTA AL PILOTO DE DHC-6 TWIN OTTER GASTON VALUSSI COMANDANTE DE LA OPERACIÓN DE RESCATE EN LA BASE ORCADAS

Buenos Aires, 6 de agosto 2017



El pasado 29 de julio, la Fuerza Aérea Argentina realizó una Evacuación Aeromédica de carácter Histórica en la Antártida, al aterrizar un avión DHC-6 Twin Otter para evacuar a un integrante de la Dotación de la Base Orcadas, en la Isla Laurie, archipiélago de las Orcadas del Sur.

En los 113 años de la presencia argentina en la Antártida, nunca había aterrizado avión alguno en esa base, dado que la Isla no cuenta con pista de aterrizaje debido a las características topográficas que posee la isla. Orcadas es la primera de las bases antárticas argentinas,


Foto: Twin Otter anevisado en el Glaciar contiguo al Cerro La Monja, Se inicia la evacuación médica ©Gastón Valussi

La difícil tarea estuvo a cargo de la Fuerza Aérea Argentina, e intervinieron en esta operación de rescate varias aeronaves, ciento de personas y distintos organismos en una misión perfectamente organizada que persiguió un único objetivo: rescatar, trasladar y salvar la vida del Suboficial Electricista Héctor  Bulacio que se encontraba invernando en la Base Orcadas. Bulacio había sufrido un serio accidente como producto de una caída desde una altura de 15 metros y su vida corría serio peligro. 

La Base Orcadas es una base antártica que está administrada por la Armada Argentina. Por lo cual el Comando de Operaciones Navales de la Armada Argentina y el Comando de Alistamiento y Adiestramiento de la Fuerza Aérea Argentina planificaron una operación de evacuación aérea para trasladar al suboficial de la Armada accidentado, 

Las condiciones invernales del mar próximo a la Base Orcadas hacía imposible realizar una evacuación por vía marítima.

Así, la Fuerza Aérea Argentina comienza a diagramar la operación con los organismos que esa fuerza posee: el Comando de Alistamiento y Adiestramiento, la Dirección de Asuntos Antárticos, la Base Marambio, el Hospital Aeronáutico Central y el Escuadrón de Evacuación Aeromédica de la Base Militar Río Gallegos.

El Capitán Gastón Valussi, piloto de aeronaves DHC-6 Twin Otter que pertenece a la IX Brigada Aérea de Comodoro Rivadavia, es convocado para Comandar la operación de evacuación al herido de la Base Orcadas. 

El Capitán Valussi es un experimentado piloto en vuelos antárticos y forma parte de la Escuadrilla Antártica de Vuelo "Aguila", dicha Escuadrilla cumple funciones de Búsqueda y Salvamento (SAR), traslado de pasajeros y carga interbases, apoyo logístico a la actividad científica, vuelos glaciológicos y operaciónes de evacuación aeromédica. 



Conversando con él, 48 hs después de realizada la evacuación aeromédica pude percibir del otro lado de la línea telefónica a un hombre de voz pausada, sus palabras permitían oír a una persona de gran humildad, dispuesto a contar la experiencia que le había tocado vivir:  salvar la vida de un antártico que se encontraba gravemente herido, sin caer en vanidad alguna producto de lo realizado. La simple definición de un grande, satisfecho con haber cumplido satisfactoriamente lo encomendado por sus superiores. 

Durante el día Valussi no había parado de responder llamados telefónicos de la prensa y de realizar entrevistas mediante videoconferencia a cuanto medio periodístico lo solicitó.  Era ya casi las 23 hs cuando le transmití mi agradecimiento por salvar la vida del Suboficial Bulacio, (a esta altura para él sería el enésimo agradecimiento que debe haber recibido por la evacuación de carácter histórico que tuvo que comandar) y  el Capitán Valussi hizo una pausa, un enorme silencio que se extendió varios segundos para luego responder con un "Gracias" que sonó desde lo más hondo de su ser.  Ése es el Capitán Valussi con el conversé durante unos minutos cuando apenas faltaba una hora para que concluya el largo día en el que se transformó ese lunes 31 de agosto.  




Nombre:  Gastón Javier Valussi 

Estudios:  Terciarios

Profesión: Aviador

Antecedentes Antárticos: 3 Campañas Antárticas como piloto


Lic. Dora E. Gerez:  Días atrás comandaste una operación de rescate en pleno invierno antártico anevisando en la Base Orcadas, base antártica argentina que por sus características topográficas no cuenta con una pista de aterrizaje y dónde nunca antes había aterrizado un avión. Tu legajo en la Fuerza Aérea Argentina señala que sos el piloto antártico más experimentado ¿Cuándo decidiste que ibas a ser piloto? 

Capitán Gastón J. Valussi:  "Desde niño siempre tuve ese amor por los aviones y durante mi adolescencia decidí que me incorporaría a las filas de la Fuerza Aérea Argentina, con el anhelo de ser aviador"


Lic. Dora E. Gerez: ¿Por qué volar un Twint Otter y ser un piloto antártico?

Capitán Gastón J. Valussi:  "Todo piloto de transporte que tiene la oportunidad de volar un DHC-6 Twin Otter cumple actividad en el territorio antártico". 


Lic. Dora E. Gerez: ¿Qué tareas desempeña en Marambio la Escuadrilla Antártica de Vuelo Äguilas y cómo está constituída?

Capitán Gastón J. Valussi: "Tenemos como tarea principal el sostenimiento del estudio científico, trasladando logística y personal. También nuestro trabajo es ser nexo aéreo entre las diferentes bases antárticas. Y además tenemos la tarea de rescate de personal. 
La Escuadrilla Antártica de Vuelo Águilas está compuesta por pilotos, mecánicos y especialistas en diferentes áreas". 


Lic. Dora E. Gerez:  ¿Podrías contarnos cómo es el avión Twin Otter, cuáles son sus características específicas que lo convierten en un avión imprescindible en la Antártida?

Capitán Gastón J. Valussi:  "Es un avión noble, de características especiales por su configuración para vuelo antártico. Permite el despegue y aterrizaje en distancias muy cortas desde diferentes superficies. Es un avión utilizado en otros países dentro del sector antártico y desarrolla actividades desde el año 1.969".

 Foto: DCH-6 Twin Otter sobrevolando la Base Marambio. ©Gastón Valussi

Lic. Dora E. Gerez: ¿Qué autonomía de vuelo tiene el Twin Otter?

Capitán Gastón J.Valussi:  "El avión tiene una autonomía de combustible de 4:30 hs" 


Lic. Dora E. Gerez: ¿Con qué dificultades se encuentra un piloto que vuela en la Antártida a diferencia de otro que vuela en el continente?.

Capitán Gastón J. Valussi:  "Una de las principales dificultades es la meteorología, ya que ésta es muy cambiante y con temperaturas muy bajas durante el invierno. Otra cuestión son los glaciares donde se aneviza normalmente, los cuales se presentan muy a menudo cambiantes, ya sea por nevadas intensas o por los fuertes vientos reinantes que vuelan la nieve que pueda haber en ellos".


Lic. Dora E. Gerez: ¿Podrías contarnos lo que significó para vos ser designado el Comandante de la operación de evacuación del Suboficial de la Armada Argentina accidentado?.

Capitán Gastón J. Valussi:  "Sentí un contento por la confianza de mi cadena de mando para que junto a mi tripulación hiciéramos tal significativa operación". 


Lic. Dora E. Gerez: ¿Cómo se organiza una operación de rescate de alguien que se encuentra en la Antártida y por razones de salud debe ser trasladado al continente de urgencia y cuáles son los organismos encargados de la coordinación y qué rol desempeña cada uno?

Capitán Gastón J. Valussi: "La organización de una operación de rescate tiene muchos organismos implicados. Depende de dónde se encuentre el paciente y cuáles son los medios indicados para hacer el rescate, además, depende de la época del año en la que ésto se requiera. Siempre son variables que tan sólo pueden especificarse cuando ocurre la novedad". 

Foto: DCH-6 Twin Otter ©Gastón Valussi

Lic. Dora E. Gerez:  ¿Una vez que llegasta a Marambio, cómo fue la preparación del Twin Otter y qué aspectos tuviste que chequear, preparar y tener en cuenta para la misión que tenías por delante?

Capitán Gastón J. Valussi: "El avión siempre se encuentra alistado para salir a cualquier misión encomendada. Tuvimos que chequear que estuviera con el combustible cargado, listo para salir. Lo que se requirió fue preparar sistemas de navegación, con los datos de control que utilizaríamos durante el vuelo".



Lic. Dora E. Gerez: ¿Fue necesario que cargaran combustible adicional para recorrer la distancia entre la Base Marambio y la Base Orcadas?

Capitán Gastón J. Valussi: "Si, fue necesario cargar combustible adicional para realizar esta operación". 



Lic. Dora E. Gerez: El Parte de Prensa enviado por la Fuerza Aérea cuenta la cronología del rescate, ¿Podrías contarnos cómo fue ese primer intento fallido de llegar a Orcadas y la decisión que tomaste, al no poder aterrizar en Marambio de volar hacia la Isla 25 de Mayo, en las Shetland del Sur, atravesando toda la Península Antártica para aterrizar en la Pista de la Base chilena Frei Montalva, en el aeródromo Teniente Marsh, que Chile posee en esa Isla?.

Capitán Gastón J. Valussi: "Fue un momento duro para toda la Tripulación, porque todos los que estábamos arriba del avión no estábamos esperando una novedad de esa índole. Pero no bajamos los brazos y mientras volábamos a la Base Chilena Frei comenzamos a pensar en la próxima maniobra. 
Todo sucedió aproximadamente a la hora de vuelo, cuando por frecuencia nos informan que el pack de hielo se había fracturado recortando la longitud de la pista a 400 metros, Longitud que nos imposibilitaba una operación segura de la aeronave. Fue en ese momento cuando decidimos retornar. Luego de realizar 4 procedimientos instrumentales para aterrizar en Marambio, coloamos proa a la Base Frei donde permanecimos 4 días, hasta el día viernes 28 de julio donde trasladamos al avión nuevamente a Marambio".


Lic. Dora E. Gerez: ¿Por qué regresaron de Frei a Marambio, para volver a iniciar el vuelo de evacuación y no volaron directo hacia Orcadas desde Frei?.

Capitán Gastón J. Valussi: "Porque en primer lugar no insumía más tiempo de vuelo y necesitábamos iniciar la operación desde cero. Esta particularidad se daba porque toda la planificación inicial requería el despegue desde Marambio. En este sentido los pilotos somos estrictos sobre lo planificado ya que asegura una buena operación".


Lic. Dora El Gerez: ¿Cómo fue la llegada a Frei, qué recibimiento tuvieron, dado que debieron quedarse varios días en esa base?

Capitán Gastón J. Valussi: "Fue un recibimiento muy atento por parte de todo el personal de esa base chilena, nos brindaron todo su apoyo".


Lic. Dora E. Gerez: Contanos sobre el Día "D", el día del rescate histórico, el aterrizaje en Orcadas, la pista que la Dotación te preparó. Sé muy bien que ustedes están preparados para dejar las emociones de lado, para cumplir con la misión que les fue encomendada, pero vos eras consciente que era un aterrizaje histórico y que tu nombre quedará plasmado en los archivos y futuros libros que se escriban sobre este rescate histórico. ¿Cuáles fueron tus sensaciones?.

Capitán Gastón J. Valussi: "Desde el despegue de Marambio hasta retornar, siempre estuvimos muy concentrados en lo que teníamos que hacer, nos centramos cada uno en la tarea que nos habían conferido. 
Al anevizaje en Orcadas sentí una tranquilidad muy momentánea, pero ni bien bajamos del avión comenzamos a trabajar en las tareas de combustible, tarea que con sumo profesionalismo realizaron mis mecánicos Lucas Guzmán y Pablo Arrayan. Y en mi caso, nos dirigimos con Pablo Biolatto hacia la pista para controlarla y definir los aspectos del despegue. Pablo fue el piloto que realizaría esa maniobra. Del avión controlamos el combustible, temperatura de los motores y potencia que utilizaríamos en el despegue".


Foto: DCH-6 Twin Otter Anevisaje en el Glaciar contiguo al Cerro La Monja, Se inicia la evacuación médica ©Gastón Valussi


Foto: Pilotos Capitán Valussi y Pablo Biolatto controlando la pista en Base Orcadas ©Gastón Valussi. ©Gastón Valussi

Lic. Dora E. Gerez: ¿Llegaron con suficiente combustible? ¿Qué distancia recorrieron? ¿Cómo los recibieron?

Capitán Gastón J. Valussi: "El combustible fue suficiente ya que estaba calculado antes de salir, teniendo en cuenta el retorno a nuestra alternativa (volar a Frei una vez más), más 45 minutos más de vuelo, más un 10% de contingencia, Recorrimos un total de 1.440 km ida y vuelta. Nos recibieron excelentemente, es de destacar que estaban extenuados ya que habían trabajado durante toda la madrugada para que la zona de anevizaje estuviera en condiciones. Estuvimos por un período de 01.30 hs en Base Orcadas". 

Video: Trabajos previos Evacuación Aeromédica Base Orcadas ©Publicado por "Zona Militar"

Lic. Dora E. Gerez:  Uno de los videos que se hizo público mostró la llegada del Twin Otter a Base Marambio y el despliegue que hubo para trasladar al herido hasta el Hércules, en esa filmación se evidenció un trabajo en equipo, minucioso. ¿Cómo fe el regreso del Twin. qué pasa por la mente y la piel de un piloto que traslada a un herido muy grave, nada menos que en la Antártida y sabe que necesita llegar con urgencia a la primer escala del traslado?.


Capitán Gastón J. Valussi:  "Recuerdo, veníamos muy atentos a los procedimientos del avión, cuando aterrizamos nos quedamos en la cabina terminando los procedimientos, mientras los médicos trabajaban atrás. Hasta ese momento es como que uno no cae en lo que está sucediendo, ya que la mente de los tripulantes están en el avión para no cometer errores.  Pero cuando bajé del avión y saludé al personal de Marambio empecé a sentir muchísimas cosas. Era una sensación de orgullo por mi tripulación, orgullo por la Fuerza Aérea, por todo lo que estaba haciendo y en la forma en que  estaba ejecutando las tareas.  Y lo más fuerte era saber que una persona tenía la posibilidad seguir junto a su familia y de recuperarse".


Foto: Pantalla del navegador de vuelo del Twin Otter, marca el recorrido de regreso desde la Base Orcadas a la Base Marambio. ©Gastón Valussi


Lic. Dora E. Gerez:  ¿Habías participado de alguna otra operación de rescate antes en la Antártida?


Capitán Gastón J. Valussi:  "Tuve la oportunidad de realizar otras evacuaciones en la Antártida, no de estas características".


Lic. Dora E. Gerez:  ¿Qué te deja como persona desde lo humano este rescate histórico que Comandaste en la Antártida?


Capitán Gastón J. Valussi:  "Desde lo humano me deja un orgullo por todo el personal, tanto de la Fuerza Aérea; la Armada, por su trabajo en equipo. Un orgullo por mis tripulantes que dieron todo para que la operación conferida se ejecutara al pie de la letra. Y lo más importante, saber que Héctor hoy se está recuperando junto a sus seres queridos". 

Foto: Tripulación del Twin Otter en Base Orcadas ©Capitán Gastón Valussi


El Capitán Gastón Valussi, tal como señalé al comienzo de esta nota denota ser una gran persona, se puso desde el primer momento a disposición para que quien escribe pueda contar la historia de otra forma de la que los medios, aunque pocos, contaron. 

Alegra y reconforta que nuestro país tenga pilotos como él y personas con capacidad de realizar proezas como estas. En la Antártida hay dos peligros que todos quienes tienen la posibilidad de pisar suelo antártico sabe muy bien que debe evitar: el fuego y los accidentes, y los accidentes en la Antártida están en todos lados, como las grietas para mencionar uno. Las condiciones del lugar, sumado a las condiciones climáticas, la etapa del año hace que resulte muy complejo resolver una emergencia que requiera una evacuación y hay bases como Orcadas y Belgrano 2 donde no se los puede rescatar si sucede algo. 

Esta evacuación demostró que nuestro país a pesar de todo, tiene gente muy capacitada a pesar de los recursos que nos hacen falta, como buques polares, nuestro rompehielos, insumos, mejora en la infraestructura de las bases, partidas presupuestarias, etc. 

El sábado 29 de julio de 2017 se realizó una evacuación aeromédica histórica que quedará en los legajos de los pilotos, la tripulación y de los médicos y las demás personas que de una forma u otra fueron parte. 

Una evacuación aeromédica histórica que ocupará un lugar en la historia de la Presencia Argentina en la Antártida. 

Cabe destacar que esta entrevista llevó unos días de coordinación entre el Capitán Valussi y quien escribe, a pesar que se la coordinó a las 48 hs del rescate histórico. Fue un trabajo en equipo, generando preguntas, respondiendo, repreguntando y la selección de fotos que aporten claridad a la nota. Como todo piloto es puntilloso en post de que todo salga bien y eso se pudo notar en estos días. ¡Gracias!

¡Muchas Gracias nuevamente Capitán Valussi, da gusto saber que nuestro país tiene pilotos antárticos tan capacitados como usted, y que existen las Águilas en el continente antártico!


LIc. Dora E. Gerez
Proyecto Antártida
Docentes
Escobar - Prov. de Bs. As.
Argentina







domingo, 30 de julio de 2017

ARGENTINA REALIZÓ UNA HISTORICA EVACUACION AEROMÉDICA EN LA ANTARTIDA

Buenos Aires, 30 de julio 2017



Foto: Anevizaje en el Glaciar cercano al Cerro la Monja. Isla Laurie. Base Orcadas

Pasadas algo más de 24 hs de la evacuación realizada en forma exitosa del integrante de la Dotación 2017 Suboficial Electricista Hector Ariel Bulacio de la Base Antártica Orcadas, la centenaria base Argentina se sabe que se encuentra recuperándose de la intervención quirúrgica a la cual fue sometido en el Hospital Regional de Ushuaia, donde llegó trasladado desde la Antártida en la tarde de ayer. 

Pero la pregunta que todos nos hacíamos, pero sin hacer a viva voz, era el ¿cómo sucedieron los echos que provocaron las lesiones sufridas.? ¿cúando sucedió y cómo fueron los pasos hasta llegar a realizar la evacuación? 

Desde la Agrupación de Antárticos Mendoza, grupo que reúne a antárticos que habitan en esa provincia de nuestro país llegaron una vez más las respuestas y agradecemos que las difundan para poder compartirlas en este sitio dado que se ha salvado una vida realizando un trabajo impecable de coordinación entre diferentes actores priorizando al accidentado, además de haberse transformado en una evacuación médica histórica para nuestro país. 

Aquí la reseña de cómo sucedieron las acciones que permitirá tomar conocimiento de la magnitud del operativo que se realizó. 


Foto: El Twin Otter a punto de anevisar en el Glaciar contiguo al Cerro La Monja. Isla Laurie. Base Orcadas. 


La Fuerza Aérea realizó con éxito una compleja evacuación aeromédica desde la Base Orcadas hacia Ushuaia de un marino accidentado gravemente en la Antártida; operación que fue dilatada por las complicaciones meteorológicas en la región.

Cientos de personas, varias aeronaves y organismos participaron en una misión formada por varias operaciones canceladas, cuyo único objetivo fue cumplido: rescatar, trasladar y salvar una vida humana en peligro. 

Es la primera vez que la Fuerza Aérea Argentina efectúa una evacuación en la Base Orcadas, distante 720 km de la Base Marambio.

Foto: Arribo a la base Marambio. Al pie del avión los médicos y enfermeros reciben al herido para proceder a embarcarlo al avión Hércules.


Breve crónica de esta evacuación que ya es histórica por su complejidad y vicisitudes.

 Domingo 23: El Suboficial Segundo Electricista Héctor Daniel Bulacio, de 38 años de edad y oriundo del Partido de Quilmes, Provincia de Buenos Aires, integrante de la dotación de la Base Orcadas de la Armada Argentina (ARA) sufre un accidente grave producto de una caída desde una altura de 15 metros. 

El diagnóstico es fractura bilateral de fémur, una de ellas expuesta, con riesgo de infección. El médico de la base, Teniente de Fragata Pablo David Florenciañez y el enfermero Suboficial Segundo Mario Andrés Schwizer, logran realizar los primeros auxilios de emergencia y estabilizar el grave estado del paciente. 

En interconsulta por videoconferencia con el Hospital Naval de Buenos Aires, se recomienda la inmediata evacuación del herido para su intervención quirúrgica.


Lunes 24:  Producto de coordinaciones entre la Armada (Comando de Operaciones Navales) y la Fuerza Aérea (FAA), Comando de Alistamiento y Adiestramiento, comienza a planificarse la operación de evacuación aérea del accidentado, dado que por las condiciones invernales del mar próximo a la Base Orcadas hacen difícil el acceso por vía marítima. Para ello, la Fuerza Aérea Argentina comienza a diagramar la operación en la que intervienen el Comando de Alistamiento y Adiestramiento, la Dirección de Asuntos Antárticos, la Base Marambio, el Hospital Aeronáutico Central y el Escuadrón de Evacuación Aeromédica de la Base Aérea Militar Río Gallegos (BAM Río Gallegos).

11.30 hs. Base Militar Río Gallegos: El Primer Teniente César Maximiliano Zapata, Jefe de la Sección Medicina en la BAM Río Gallegos, e integrante del Escuadrón Evacuación Aeromédica es informado de la situación y se le encomienda la tarea de realizar la asistencia médica durante la evacuación aérea del Suboficial Bulacio. 

13:00 BAM Río Gallegos:  Un avión Lockheed C-130 Hércules, matrícula TC-66, apostado en la BAM Río Gallegos cumpliendo funciones de transporte de combustible a la Base Marambio desde hacía una semana, despega con rumbo a esa base antártica trasladando al médico evacuador, 1° Teniente César M. Zapata y a la Suboficial ayudante enfermera Barbara Scarano, también del grupo de Evacuación Aeromédica de la BAM Río Gallegos, junto con medicamentos y equipo de apoyo para la evacuación. 

En el mismo avión viaja el Capitán Gastón Valussi, piloto de aeronaves DHC-6 Twin Otter de la IX Brigada Aérea de Comodoro Rivadavia y con vasta experiencia en vuelos antárticos. El Capitán Valussi comandaría la operación de extracción del paciente de Orcadas a Marambio.

La doctora Cecilia Toledo, médica actual de la Base Marambio, mantiene comunicación con su par de la Base Orcadas y con el 1° Teniente Zapata.

En la Base Marambio permanece todo el año un avión DHC- 6 Twin Otter, de la Escuadrilla Antártica de Vuelo Águila, que cumple funciones de Búsqueda y Salvamento (SAR); traslado de pasajeros y carga interbases; apoyo logístico a la actividad científica; vuelos glaciológicos y operaciones de evacuación aeromédica.

Con el equipo de evacuación en Marambio, se ultiman los detalles y la preparación para el vuelo de extracción a la Isla Laurie, en el archipiélago de las Orcadas del Sur. Es la primera vez que la Fuerza Aérea Argentina realizaría semejante operación de evacuación aeromédica en la Base Orcadas.

El avión, matrícula T-85, fue configurado especialmente para la evacuación, con una camilla interior, equipamiento de asistencia y dada la distancia a recorrer hasta la Base Orcadas (720km sobre mar abierto) fue necesario instalar tanques suplementarios de combustible en la cabina, reducir la tripulación a cinco hombres (dos pilotos, dos mecánicos y el médico) dejando en tierra equipos, a la enfermera  y al auxiliar de carga para evitar mayor sobrepeso del avión.

En Marambio, el Primer Teniente Zapata explicó: "Mi trabajo consistirá en estabilizar al paciente durante todo el vuelo y llevarlo al centro de complejidad más próximo para atenderlo de inmediato, atendiendo la patología de esta gravedad. En una evacuación aeromédica siempre hay que pensar lo peor, hay muchas patologías que puedan agravar el cuadro del paciente.En el INMAE (Instituto Nacional de Medicina Aeronáutica somos entrenados para eso, para manejar esas situaciones. El vuelo - continúo Zapata - afecta al cuadro en el requerimiento de oxígeno, un paciente que presumiblemente ha perdido bastante sangre tendrá requerimiento de oxígeno permanente y a mayor altura mayor requerimiento de oxígeno; otra de las complicaciones de una fractura y de una inmovilización semejantes es el trombo embolismo pulmonar".


Base Orcadas: Mientras tanto, el personal de la Base Orcadas prepara una pista de anevizaje de unos 700 metros de longitud mínimos requerimientos para despegar al avión en la Bahía Scotia (bahía que está al sur de la Base), dado que esa base no cuenta con pista de aterrizaje. 

Foto: ©Dotación Base Orcadas 2016


Martes 25: 07.00 hs: Despega de la Base Marambio en una operación nocturna el avión DHC-6 T-85 iniciando el vuelo de evacuación hacia Orcadas. Minutos después del despegue, el comandante del Águila, Capitán Gastón Valussi, es notificado radialmente que en la Base Orcadas se fracturó la bandeja de hielo que servía de pista de anevizaje, por lo cual es necesario abortar la misión hasta nuevo aviso. 

El Águila emprende el regreso a Marambio, pero como se preveía, la zona de la base se cerró completamente con nubes y nevadas, preámbulo del temporal que se avecinaba.

Luego de sobrevolar la base por más de media hora, el Águila pone rumbo al aeródromo Teniente Marsh de la Base Presidente Frei Montalva, de Chile, ubicado en la Isla 25 de Mayo, en el archipiélago de las Islas Shetland del Sur, al noroeste de la Península Antártica. 

El tiempo continúa desmejorando en la base Marambio y las primeras luces del alba no trajeron buenos augurios. 

El avión argentino es recibido cálidamente en la base chilena y la tripulación convenientemente alojada. 


Foto: Isla 25 de Mayo ©doragerezphotography 2016

El médico argentino asesora a su par de Chile, especialmente en diagnóstico por imágenes en situaciones de emergencia, e incluso recibe consultas de pacientes de integrantes de la dotación de la base chilena, hasta del mismo Jefe de Base, a quienes les efectúa una evaluación y precisos diagnósticos.

Miércoles 26:  El temporal desatado en Marambio impide cualquier intento de operación aérea. Se registran temperaturas térmicas mínimas que rozan el mínimo histórico del mes de julio para esa base.
Así, con -32°C y una sensación térmica por efecto del viento de -57°C (incluíso llegando a los -61°C) Marambio se convierte por unos días en la base argentina más fría de la Antártida, producto del ingreso de una masa de aire polar a la región.

En tanto y ante la imposibilidad transitoria de realizar la evacuación del herido en Orcadas, los insumos medicinales de esa base se van agotando, poniendo en mayor riesgo el grave estado del paciente. 

Ante ello, la Fuerza Aéra Argentina planifica una operación de aerolanzamiento de un kit medicinal, para lo cual dispone de otro avión Lockheed C-130 Hércules, matrícula TC-61, que será enviado a Río Gallegos con personal adicional de asistencia para la evacuación, insumos medicinales para arrojar en Orcadas y comandos de la Fuerza Aérea Argentina como personal de apoyo junto a integrantes de la Armada. 

Foto: Avión Hércules realizando aerolanzamiento sobre la zona cercana al Cerro La Monja, Isla Laurie. Base Orcadas ©Gastón Vanussi


Jueves 27: Persiste el mal tiempo en Marambio y el Águila debe permanecer en la base chilena Frei. La operación de aerolanzamiento está preparada.

Viernes 28: Ël avión C- 130 Hércules matrícula TC-61 despega de la BAM Río Gallegos a las 07.30 hs. con rumbo a las islas Orcadas del Sur. Cuatro horas después, los operadores de carga del avión inician el lanzamiento, arrojando la vital carga de medicinas, tubos de oxígeno e insumos varios en tres bultos con paracaídas, en un sector de un glaciar localizado al oeste de la Base Orcadas. La carga lanzada es recogida y trasladada a la base. 

La distancia que separa Río Gallegos de la Base Orcadas es de 1.800 km.


Base Marambio. 18.00 hs. El tiempo mejoró sensiblemente en Marambio, la temperatura sigue baja, unos -27°C, pero el temporal cesó y un viento suave recorre la meseta de la isla Marambio. En un cielo estrellado y diáfano brilla una luz que se desplaza desde el noroeste y se hace cada vez más intensa. Esa luz se alinea con la pista de aterrizaje en la zona de la cabecera 23, hacia el noreste y a varios cientos de metros se desdobla y se hacen dos luces blancas. Es el Águila que está regresando a su casa, la Base Marambio.

Suavemente el avión toca la pista balizada por dos líneas de luces portátiles que colocó el personal técnico de la base minutos antes. Además de los servicios de apoyo al vuelo, un solitario tetigo presenció desde la plataforma de la Terminal de Pasajeros la operación del Twin Otter. 

Tras el arribo del avión y posterior alojamiento en el hangar, el Jefe de la Base, Vicecomodoro Ricardo Martinez, emite un comunicado radial de felicitación por "el impecable y excelente trabajo realizado por todos los servicios de la base" para acondicionar el lugar, disponer de las máquinas y prepararse para recibir al vuelo. De nuevo, el avión es revisado y preparado para realizar la evacuación. 


Sábado 29. Es el Día "D", el decisivo. Pasadas las 06.45 hs el Águila pone rumbo nuevamente hacia Orcadas. Durante toda la noche, la dotación de esa base trabajó incansablemente en un sector del glaciar sudeste del Cerro La Monja, a unos 10 msnn. Allí el personal de Orcadas acondicionó una extensión de 900 metros de la superficie del glaciar para orientar una pista de anevizaje en sentido Norte-sur y con una pendiente del 10% entre los 81 y 145 msnn. En tanto el paciente seguía estable pero en estado grave, con alguna pérdida leve de conocimiento y un poco de fiebre, pero controlado y con aplicación permanente de oxígeno y antibióticos.

Tras 2.40 hs, de vuelo, impulsado por un viento de cola, después de recorrer los 720 km que la distancian de Marambio, el avión de la Fuerza Aérea Argentina llegó al archipiélago de Orcadas del Sur y luego de sobrevolar la pista en el glaciar, se posó suavemente.

Las condiciones climáticas fueron de lo mejor. Según la pronosticadora Silvia Diomedi, del Centro Meteorológico Marambio, se produjo en la mañana una situación de excepción en Orcadas, con viento calmo, cielo despejado y visibilidad limitada por el horizonte. Ello facilitó la operación de la aeronave en el glaciar.

Arribados, cada uno de los integrantes del avión de extracción se abocó a tareas concretas. Los pilotos recorrieron toda la pista de anevisaje, los mecánicos se dispusieron a cargar combustible al avión, en tanto el médico Primer Teniente Zabata, fue trasladado a la base en moto de nieve para recibir y preparar al paciente para la evacuación.

"El trabajo que hicieron tanto el médico como el enfermero de Orcadas fue extraordinario con escasos elementos" destacó posteriormente Zapata. El paciente fue cuidadosamente trasladado en motos de nieve y trineo al glaciar, donde aguardaba listo el avión.

El despegue fue tan suave como el aterrizaje, destacó el comandante Valussi, quien se sorprendió de la situación de viento calmo "que ni movía las banderas laterales de posición de la pista".

El vuelo de regreso fue más largo y difícil, pues el viento antes de cola, ahora era contrario, lo que exigía mayor gasto de combustible y tiempo de vuelo. "El paciente se mantuvo estable durante todo el vuelo en Twin Otter -indicó Zapata- y los pilotos accedieron en todo momento a los descensos del nivel de vuelo para evitar problemas con el oxígeno que recibía Bulacio, realmente un trabajo en equipo impresionante". 


Base Marambio. 14.31 hs . El C-130 Hércules matrícula TC-66 aterriza procedente de Río Gallegos con carga general, el equipo para la configuración de vuelo sanitario de evacuación y un equipo médico auxiliar, compuesto por la Capitán Aldana Amengual, del Centro de Asistencia Palomar y la cabo Primero Silvia Ortiz de la Unidad Coronaria del Hospital Aeronáutico Central de Buenos Aires.

La tarde es soleada, con cielo parcialmente nublado y temperaturas entre los -12 y -15 °C, con vientos promedio de 30 a 40 km/hora. Rápidamente se descarga la bodega del Hércules, se reubica al avión en un sector contiguo a la pista de acceso para poder recibir al esperado Twin Otter que estaba a pocos minutos de llegar a Marambio.

Por la situación del viento, además de preparar a la pista principal de Marambio, el personal de la Sección Transporte de la Dotación XLVIII de la base acondicionó unos 500 metros de la pista auxiliar, en caso de ser necesaria para poder aterrizar de manera segura al Twin Otter con el paciente evacuado de Orcadas a bordo.


Base Marambio. 15.10 hs. El Águila se aproxima a Marambio luego de recorrer 720 km de vuelo desde Orcadas por la cabecera 23 en el sector noreste, con un suave balanceo de planos producto de la maniobra de aterrizaje. Ya sobre la pista, recorrió unos 150 a 200 metros antes de posarse suavemente, para evitar sobresaltos que provocarían más sufrimientos al paciente que llevaba a bordo. 

Ubicado a una distancia de seguridad del Hércules C-130 que aguardaba con sus poderosos motores en marcha, personal de la base se acercó para trasladar al paciente evacuado desde el Twin Otter a la ambulancia  y de allí al Hércules.

El doctor Zapata y la doctora Toledo (médica de la Base Marambio) se confundieron en un abrazo y la doctora perdió algunas lágrimas por toda la tensión vivida y la preocupación por el paciente. El Primer Teniente Zapata mantuvo la calma pero con signos de preocupación por la instancia que aún aguardaba cumplir: el traslado del paciente a la ciudad de Ushuaia.


Base Marambio, pasadas las 15.45 hs.  Con el paciente perfectamente ubicado en la camilla de traslado en la bodega del avión, con aplicación de suero y oxígeno y los cuatro profesionales asistiéndolo (dos médicos y dos enfermeros), junto a otros pasajeros, el C-130 comenzó la carrera de despegue.

Rápidamente estuvo en el aire antártico y puso rumbo a Ushuaia. 

El vuelo fue variable, al abandonar la Península Antártica y ya sobre el mar abierto, un manto de espesas nubes por debajo del nivel de vuelo impidió seguir viendo la superficie.

Con alguna turbulencia ocasional, todos los ojos de médicos, enfermeros y pasajeros estuvieron puestos en el Suboficial Segundo Bulacio, quien de a ratos abría los ojos y miraba cuando lo permitía su posición.

El comandante de la operación de repliegue del C-130 Vicecomodoro Marcelo Alejandro Pulenta, descendió de la cabina y fue a saludar al paciente.

Médicos y enfermeros asistieron permanentemente al herido, con controles períodicos de saturación de oxígeno en sangre, además del control de signos vitales, aplicando medicación según el caso. "El paciente se mantuvo estable durante todo el vuelo, había sido compensado hemodinámicamente pero debido a su estado crítico y a la pérdida de sangre, fue necesario un control permanente del oxígeno en sangre, su edad y su buen estado de salud ayudaron sin duda para que se mantenga así. Realmente el paciente se comportó como un genio", expresó emocionada la doctora Amengual más tarde.


Ushuaia, 18.17 hs. El C-130 aterrizó en el aeropuerto de Ushuaia después de recorrer 1.230 km desde la Base Marambio. El tiempo era frío, la visibilidad reducida y llovía en la ciudad más austral del mundo.



El mapa que señala el trayecto que se recorrió para realizar la evacuación médica se realizó en un mapa empleado durante la Campaña Antártica de Verano 2016/2017, en él se aprecia el Buque A.R.A. "Islas Malvinas" que en ese momento operaba en la zona y no ahora. En la zona de la Península Antártica y en la zona de la Base Orcadas durante el rescate no había buques operando, sino que existe un pack de hielo de 110 km en dicha zona insular. (Aclaración: Capitán Gastón Vanussi)

Cuando se abrió del Hércules, ya estaba la ambulancia próxima al avión, para acelerar el traslado del paciente.

Con mucho cuidado unas diez personas participaron del movimiento de la camilla hacia la ambulancia, más aún por la humedad reinante. Ya colocado y afirmado en la ambulancia, los nuevos médicos de traslado se hicieron cargo del herido, dirigiéndolo al Hospital Regional de Ushuaia, en donde fue intervenido quirúrgicamente con resultado positivo y situación estable. 

Bajo la llovizna de la ciudad austral y en la plataforma del aeropuerto, contigua al Hércules, los cuatro profesionales de la Fuerza Aérea que tuvieron la enorme responsabilidad de realizar la evacuación, se confundieron en un emocionado y fuerte abrazo, acaso para sellar con dolor y alegría el haber cumplido con éxito una misión tan difícil y haber logrado evacuar al paciente.

Por su parte el Capitán Valussi, comandante de la evacuación de Orcadas, fue saludado y felicitado por oficiales de la Armada Argentina que se dirigieron al aeropuerto de Ushuaia para recibir al paciente.


Foto: Aterrizaje en el aeropuerto de Ushuaia. Los médicos de la FAA entregan al herido a los médicos de la Armada Argentina ©Torre Control Ushuaia

Minutos después, el Hércules partió hacia Río Gallegos, primera escala de su regreso a la I Brigada Aérea de El Palomar en Buenos Aires, donde arribó pasadas las 01.00 hs del domingo 30 de julio, cerrando una semana extraordinaria de preocupaciones y acontecimientos que ya son históricos.

El Director de Asuntos Antárticos de la Fuerza Aéra, Comodoro Enrique Oscar Videla, manifestó que "Este tipo de operación de MEDEVAC, con los riesgos y las complejas coordinaciones que hubieron de realizarse, junto al espíritu de cooperación y profesionalismo puestos de manifiesto por todos quienes directa o indirectamente participaron de las operaciones, merecen ser conocidos y reconocidos y no puede pasar desapercibido. 
Es una historia que merece ser contada".


Agradecemos a la Sección Prensa - Dirección de Asuntos Antárticos - Base Marambio - Ushuaia - Buenos Aires, por brindarnos el informe de los echos sucedidos para su difusión en este blog. 



A todos los actores
¡¡¡GRACIAS!!!

Deseamos una pronta recuperación al Suboficial Héctor A. Bulacio


Lic. Dora E. Gerez
Proyecto Antártida
Docentes
Escobar -Prov. Bs. As.
Argentina